fbpx

¿Qué es fotografía?

Sabes ¿qué es fotografía? De seguro te resultará interesante conocer cómo surgió y de qué manera se fue perfeccionando a lo largo de los años. Lo que hoy vemos con naturalidad nació de la observación de los fenómenos, del perfeccionamiento de una serie de experimentos que, al final, lograron perpetuar esa pequeña parte de la realidad.

Estoy seguro de que la mayoría de personas en la actualidad, asocian la fotografía con una imagen que podemos mirar una y otra vez. De hecho, esa es una buena aproximación. Sin embargo, se necesitó recorrer un largo camino para conseguir capturar y preservar una parte de la realidad.

En este artículo viajaremos por el tiempo, reviviendo momentos cruciales que le dieron forma al arte de la fotografía.

Los secretos de una caja oscura

A penas puedo imaginar la sorpresa de la persona que miró este extraño fenómeno al interior de una habitación oscura. Piensa que te encuentras dentro de un cuarto sin iluminación, te das cuenta de que por un hueco de la pared puedes ver que afuera hace un día soleado, giras la mirada hacia el muro que está atrás y, de repente, los árboles del exterior, las personas, los animales, se ven de cabeza sobre esa superficie.

¿Qué es esto? ¿Cómo entraron? ¿Estoy alucinando? ¿Son espíritus o demonios?

Se requiere una mente observadora y tranquila para dejar a un lado los prejuicios, creencias y miedos. Mejor aún, debes ser un científico para buscar una respuesta coherente y tratar de dominar el fenómeno para maravillar a otros.

En efecto, la cámara oscura es un experimento que se conoce desde el siglo V a.C. y consiste en la proyección de una imagen invertida en el interior de una caja cerrada cuando la luz ingresa por un pequeño orificio.

Lo fascinante de este experimento es que todas las cámaras fotográficas modernas, incluyendo las de los teléfonos móviles actuales, se fundamentan en el mismo principio. No es en vano que encuentres siempre un orificio en el dispositivo fotográfico que tienes en la mano, justo detrás de los lentes.

¿Ya lo encontraste?

Maravillando a los científicos

No sé si te pasa, pero este fenómeno físico me sigue sorprendiendo por su sencillez.

A lo largo de la historia sedujo a muchos científicos como Aristóteles, Euclides, Leonardo da Vinci y Johannes Kepler. Todos ellos realizaron estudios sobre este curioso experimento con luz.

Algunos de ellos lo emplearon como una herramienta para facilitar la labor del dibujo. Otros, lo usaron para evitar exponer sus ojos de forma directa a los rayos solares y de esta manera poder investigar fenómenos como los eclipses y manchas solares. Pero también, algunos se obsesionaron con la idea de capturar esa imagen y sacarla de la caja oscura para que otras personas puedan observarla.

Qué es fotografía - El principio de la caja oscura - Elkin Vallejo - Photography

La caja oscura

Pero, ¿qué es fotografía?

Estoy seguro de que la mayoría de personas en la actualidad, asocian la fotografía con una imagen que podemos mirar una y otra vez. Pero al principio, no fue nada fácil lograr preservar esos recuerdos. Los científicos, entusiastas y artistas realizaron cientos de pruebas. Tanto es así, que fue necesario que confluyeran varios hallazgos para lograr que una parte del mundo pudiera guardarse de forma perdurable y confiable.

Por definición la fotografía es un procedimiento o técnica que permite obtener imágenes fijas de la realidad mediante la acción de la luz sobre una superficie sensible o un sensor electrónico. Suena complejo ¿no?

Hoy en día parece sencillo, solo oprimimos un botón o tocamos una pantalla y, ¡ya está!, ¡a compartir! Sin embargo, detrás de ese gesto tan superficial, hay una fascinante historia en la que se mezclan la  ciencia y el arte.

La primera fotografía

El heliograbado obtenido por Joseph Nicéphore Niépce en la década de 1820 fue la primera fotografía de la humanidad. Y, ¿qué crees…?, así es, fue un paisaje. La parte trasera de su casa fue el inicio de grandes avances que hoy nos permiten respaldar nuestros recuerdos y hacerlos perdurables.

Esta, la primera fotografía de paisaje, persiste hasta el día de hoy en la Universidad de Texas, una imagen que está próxima a cumplir 200 años. Para realizarla, se empleó una plancha de peltre cubierta de Betún de Judea, una sustancia que reacciona con la luz del sol. Por supuesto, la plancha se ubicó dentro de una caja oscura con un orificio dirigido hacia la calle y se expuso a la luz proyectada por más de 8 horas.

Es cierto, nos hemos vuelto impacientes. ¿Esperarías 8 horas para verificar si obtuviste una buena fotografía? ¡No lo creo!

Con esta fracción de la historia, podemos concluir que fotografía es el arte de capturar de manera permanente y perdurable, una parte de la realidad que observa el fotógrafo.

Anclados a los recuerdos

Seguro que te ha pasado que al observar un álbum fotográfico, te trasportas en el tiempo. Renacen los sentimientos de alegría, tristeza, nostalgia, los recuerdos vuelven a la mente. No importa si el álbum está impreso o accedemos a él por el teléfono móvil. Las fotografías son un refuerzo para la memoria.

Pensándolo bien, antes de la fotografía, la única manera de reforzar la memoria visual era a través de la pintura. Sin embargo, una pintura resultaba costosa y llevaba mucho tiempo para su elaboración. Y, por supuesto, su fidelidad dependía de la destreza y sensibilidad del pintor.

Te imaginas, ¿cuánto costaría la galería de fotos que tenemos en el celular si fueran pinturas hechas a mano, una a una? ¿Cuánto tiempo tardarían los pintores en terminarla?

Por supuesto, para poder obtener fotografías en papel. Luego las diapositivas. Y, ahora, las imágenes digitales. Fue necesario sortear una serie de dificultades.

¿Qué es fotografía? Todo empezó con la química - Elkin Vallejo - Photography

Todo empezó con algo de química

Uno de los desafíos más interesantes que surgieron a lo largo de la historia tiene que ver con la preservación de las imágenes que se proyectaba en la caja oscura.

Una de las primeras estrategias que se estudiaron para cumplir con este desafío, fue la del uso de compuestos químicos que cambian de color al contacto con la luz.

Es así como se probaron algunos derivados de plata que tienen la propiedad de oscurecerse al exponerse al sol. Tal es el caso del nitrato de plata que fue descubierto por San Alberto Magno en 1250.

Como lo demostró Joseph Nicéphore Niépce, la aleación de zinc, estaño y plomo (peltre) recubiertas de Betún de Judea y fijadas con lavanda se aclaran con el contacto prolongado con los rayos de sol. Por supuesto, fue una manera efectiva y duradera guardar un recuerdo.

Fotografía sobre una lámina metálica: El daguerrotipo

En esa medida, y algunos años después, Luois-Jacques-Mandé Daguerre perfeccionó una técnica que dio un impulso enorme a la divulgación y consolidación de la fotografía. El daguerrotipo consistía en emplear vapores de yodo sobre placas de plata pulida, que se ponían en contacto con la luz. Esto lograba capturar la imagen. Luego, se fijaba el resultado obtenido con vapores de mercurio. Con esta técnica se conseguían imágenes con muchos detalles y requerían unos pocos minutos de exposición.

El tiempo empleado y la gran definición, convirtieron al daguerrotipo en una opción muy demandada para la realización de retratos.

William Henry Fox Talbot desarrolló un procedimiento similar, creando el calotipo. Este empleaba hojas de papel sensibilizadas con nitrato de plata y yoduro de potasio. A pesar de que fue menos popular, el hecho de emplear papel lo convirtió en el precursor de la fotografía química moderna.

A estos experimentos se sumaron otros adelantos científicos, como el colodión húmedo y la gelatina de bromuro, que permitieron el florecimiento de este arte.

Daguerrotipo - Daguerrotipo del estudio de Albert Sands Southworth y Josiah Johnson Hawes (Boston) - Elkin Vallej - Photography
Daguerrotipo - Daguerrotipo del estudio de Albert Sands Southworth y Josiah Johnson Hawes (Boston) - Elkin Vallej - Photography

Viaje al pasado

Hagamos un experimento mental. Viajaremos en el tiempo e ingresaremos a un estudio fotográfico de la época del daguerrotipo. Un fuerte olor químico invade el lugar. Vapores, estantes llenos de recipientes, láminas metálicas, cortinas gruesas y oscuras. En fin, todo tiene el aspecto de un laboratorio químico, muy lejos de las instalaciones modernas, con luces y decoraciones que se pueden intercambiar como las tenemos hoy.

Sin embargo, después de quedarte inmóvil por unos minutos, el fotógrafo, con sus guantes y un delantal con evidencias de trabajo, cierra las cortinas, extrae una placa metálica y se retira a un extremo del estudio. Muy despacio y como por arte de magia, aparece en la plancha, la imagen que estabas esperando, por la que te recordarán a lo largo de la historia.

De regreso al futuro

Ahora, sin descansar, volveremos al presente. Sacas el teléfono móvil del bolsillo, abres la aplicación de la cámara, extiendes el brazo, oprimes la pantalla y… ¡Cerraste los ojos!. Pues bien, volvemos a empezar y… ¡Ahora quedó desenfocada! No hay problema, lo intentamos de nuevo. ¡Bien!, ya está, una selfi para compartir. La subes sin titubear a tus redes sociales, no sin antes aplicarle uno o dos filtros. Esperas las reacciones de tus seguidores. Ahora ya tienes una más de los cientos de autorretratos que se comparten todos los días.

Aunque la mística ha cambiado del cielo a la tierra. La fotografía sigue teniendo un lugar sin igual en las innovaciones tecnológicas. Es solo revisar los lanzamientos de los nuevos teléfonos celulares, y ahí está, todos se disputan el premio a la mejor cámara, las mayores prestaciones fotográficas, el Zoom de más alcance, la resolución, la cantidad de cámaras disponibles. En fin, todo el desarrollo tecnológico en hardware y software al servicio de los nuevos fotógrafos y creadores audiovisuales.

La fotografía no se ha terminado de inventar.

Cuando los recuerdos se guardan en papel

En 1888 George Eastman lanza al mercado la Kodak 100 vista, una cámara fotográfica que venía con un carrete de papel con capacidad para 100 fotos en formato circular. Este invento, no solo sustituyó las placas de cristal, sino que masificó la fotografía. A partir de este momento, ya no se necesitaba tener un laboratorio químico para ser fotógrafo, ahora se hacía fotografía y después se llevaba al laboratorio.

Hasta este punto, el mundo se registraba a blanco y negro. Los colores estaban en la mente de los observadores. Pero esto no duraría para siempre.

Con el tiempo se consiguió también capturar los colores, Kodak produjo su película Kodachrome en 1935 y Agfa su película Agfacolor en 1936, que por muchos años fueron las favoritas de los fotógrafos por la calidad del color y la nitidez de los detalles.

En 1942 Kodak lanza la película Kodacolor que se podía utilizar en cámaras sencillas de bajo costo, con lo que se popularizó aún más la labor del fotógrafo.

Ahora la actividad fotográfica salía a la calle, las familias podían atesorar sus propios álbumes en casa. Algunos entusiastas tenían su cuarto oscuro para disfrutar en privado de la ciencia del revelado químico, las ampliadoras, la tenue luz roja, las pinzas, toda la mística y espiritualidad del proceso.

George-Eastman con una cámara Kodak 100 Vista en sus manos - Elkin Vallejo - Photograpy
George Eastman con una Kodak 100 Vista en sus manos.

La inspiración de Instagram

Los que llevamos algunos años, compartiendo en redes sociales de seguro que reconocemos en el ícono de Instagram el modelo de una cámara fotográfica. La versión moderna desdibuja la idea original, pero está todavía allí la esencia de la misma, una de las codiciadas Polaroids.

Todo esto para decir que Edwin Herbert Land en 1947 comercializó la cámara Polaroid Land. Este dispositivo, era particular. Permitía fotografiar, pero además, en pocos segundos después de la exposición, revelar las imágenes en las manos del fotógrafo. Una sensación única que al día de hoy muchos entusiastas se disputan por poseer.

Sin lugar a dudas, poder apreciar una de nuestras fotografías en la versión impresa, no tiene precio. Es la sensación de la textura del papel en las manos, su olor característico, la forma como la luz se refleja, sus gránulos, los bordes palpables, todo, en conjunto, hicieron de la fotografía, una experiencia única.

Polaroid Land- 1947 - Elkin Vallejo - Photograpy
Polaroid Land- 1947

La era digital

Una de las innovaciones más recientes en el proceso de captura de imágenes es la utilización de fotodiodos, que son semiconductores que al ser estimulados por la luz producen corriente eléctrica. Esto y los avances vertiginosos de la tecnología han hecho posible que las cámaras sean más pequeñas, tengan mayor capacidad de almacenamiento, podamos apreciar el resultado de la toma antes de oprimir el obturador, entre otros tantos privilegios.

Esta tecnología se puso a prueba por primera vez por parte de Kodak en 1975, empleando el sensor CCD de la empresa Fairchild Semiconductor. La idea era transformar la corriente eléctrica generada por el sensor, para interpretarla como una imagen que se pudiera visualizar y almacenar. Es cierto que el experimento funcionó, pero tuvo que madurar por varios años más para convertirse en lo que conocemos hoy en día.

A pesar de que para Kodak fue solo un prototipo, este revolucionó la industria. Tanto así, que casi todas las personas tienen una cámara con sensor electrónico consigo hoy en día. Es más, cada segundo, en el planeta se toman miles de fotografías digitales.

Lo que es fotografía

Ahora contamos con mejoras constates, mayor velocidad de procesamiento, inteligencia artificial, enfoque de seguimiento, estabilización digital, zoom digital y todo lo que sigue sucediendo en la batalla de marcas. Por otro lado están los avances en el procesamiento de las imágenes digitales, que es un campo igualmente fecundo y cambiante.

A pesar de todo ello, el principio sigue siendo el mismo, una caja oscura con un orificio pequeño que permite la entrada de luz que se proyecta sobre una superficie sensible. Más aún, el objetivo sigue siendo tener una imagen perdurable para compartir, como lo fue desde el comienzo de la historia de la fotografía.

En contraposición, debo decir que la fotografía es mucho más que estas descripciones fundamentales. Trasciende del pragmatismo de la técnica, sobrepasa la sensibilidad artística y llena ese espacio vacío de la memoria, los sentimientos y emociones. En cada foto hay un mensaje, una historia, una interpretación, tan variada como la cantidad de observadores que la disfrutan. Tan compleja y rica como la sensibilidad y experiencia del fotógrafo.

La fotografía sigue siendo un arte, enriquecido por la abundancia de la tecnología, impregnado por el carácter, conocimiento y sensibilidad humana.

Llévate una fotografía impresa

fotografía profesional de paisaje

¡Sígueme en redes sociales!

Chatea conmigo
Cargando…