fbpx

Qué es paisaje y por qué no deberías ignorarlo

Entérate de lo qué es paisaje y por qué no deberías ignorarlo. Pues bien, el paisaje es el tema central de elkinvallejo.com, pero … ¿Sabes qué es? ¿Por qué es importante? ¿Qué relación tiene con la fotografía?

Todos tenemos una idea general de lo que es paisaje, sin embargo, es un concepto que ha evolucionado a largo del tiempo y es muy relevante en la sociedad actual.

En este artículo encontrarás el origen del término, su evolución, importancia y mi posición personal sobre el papel que la fotografía tiene en la evaluación, divulgación y conservación del paisaje.

Esta web se dedica a la fotografía profesional de paisaje. Es por eso que siento necesario mostrar diferentes perspectivas para entender y visualizar el paisaje. Te invito a revisar las definiciones, desde la concepción clásica del paisaje hasta las más recientes y complejas, como la de paisaje cultural de la UNESCO.

A continuación presento el contenido con el que trataremos de definir qué es paisaje:

¿Qué es paisaje?

El término paisaje viene de la articulación de dos palabras en latín pgus: país y pagensis: campestre. De esta manera, se derivó a las leguas romances. Es así como las palabras paysage (francés), paisatge (catalán), paisagen (portugués), paessagio (italiano) y paisaje (castellano) tienen el mismo origen.

Ahora bien, es la pintura, la que introduce el término paisaje. Por ejemplo, Albrecht Dürer (conocido en español como Alberto Durero) se autodenominó el primer paisajista. Esto debido a su pretención de diferenciar su trabajo del de aquellos que se dedicaban a las pinturas de escenas en la playa o el mar, llamadas marinas. De esta manera, se denominó paisaje a lo que mostraba los panoramas y la vida en tierra firme.

En este punto, ya se percibe el significado implícito de lo que es paisaje. De cierta manera, el común de las personas reconocen como paisaje a la relación del ser humano con el entorno. En principio, el término trató de abarcar la forma en la que el hombre percibe la parte visible del espacio abierto.

Qué es paisaje - Los caminos del cañón de Juanambú - Elkin Vallejo - Photography
Los caminos del cañón de Juanambú - Elkin Vallejo - Photography

¿Qué se dice en la actualidad sobre el paisaje?

Es cierto que el término paisaje ha evolucionado con el tiempo. En otras palabras, pasó de ser una definición artística para convertirse en referencia de estudio de diferentes ciencias. Hoy en día se estudia el paisaje desde perspectivas tan variadas como la arquitectura, ecología, economía, ingeniería, geografía, entre otras.

Es por eso que se propone el estudio general de lo que es paisaje en 4 dimensiones: estética, ecológica, cultural e interpretativa.

Las dimensiones del paisaje

La dimensión estética se refiera a la combinación armónica de las formas, colores y texturas que constituyen el territorio. Es en esta dimensión en donde la mayoría de las personas, especialmente los fotógrafos, identificamos y valoramos el paisaje.

Por otro lado, la dimensión ecológica contempla las complejas relaciones entre los componentes del entorno. Cómo las rocas, aire, plantas y animales interactúan en un espacio geográfico.

Luego está la dimensión cultural que da cuenta de cómo el medio natural se ve condicionado por las actividades sociales y económicas del hombre.

En último lugar está la dimensión interpretativa, que hace referencia al conjunto de componentes perceptibles en el panorama, la escena o el paisaje. Esta dimensión se relaciona de forma directa con los elementos visibles del entorno.

Saber que el paisaje es un concepto complejo que involucra muchos aspectos que confluyen en un territorio es una oportunidad para valorarlo mucho mejor. Detrás de las lindas formas, colores y texturas que observamos en el entorno hay elementos valiosos para la vida y que podemos valorar desde otros puntos de vista.

¿Cómo se interpreta lo que es paisaje?

Cada vez más las personas ofrecen mayor resistencia a perder los paisajes naturales. Por consiguiente, se procura conservar aquellos espacios con valor para el turismo, el descanso y la recreación. Por lo tanto, es fundamental interpretar la percepción que se tiene del paisaje.

Una propuesta que permite analizar el paisaje se basa en 5 fundamentos:

Las 5 interpretaciones del paisaje

En primer lugar está el paisaje como región que se refiere a la adaptación del ser humano al medio que lo rodea. Para lograr entender esa relación se debe describir una larga evolución durante el tiempo.

Luego, en segundo lugar tenemos el paisaje como memoria, que califica la proceso de cambio de los elementos. Es aquí en donde cobra valor la capacidad del paisaje para transportarnos a otro tiempo o sociedades. Sin duda, esta interpretación tiene una gran relación con los patrimonios históricos y culturales.

El tercer tipo es el paisaje como imagen. En efecto, es el observador quien genera su interpretación del territorio. Es así como en función de sus propios valores personales y culturales, ve el paisaje y le da significación. Por lo tanto, aquí es importante explicar el paisaje desde el lazo afectivo entre las personas y el lugar.

La cuarta forma de interpretación es el paisaje como recurso. En esta estrategia se visualiza el paisaje como un bien de consumo, tal es el caso de los territorios con valor turístico, ambiental, de conservación o de gestión. Sin lugar a dudas

Por último, encontramos la interpretación paisaje como indicador que de cuenta de las cualidades y rasgos de un territorio. En ese sentido, se pueden asociar al paisaje, temas diversos tales como los ecológicos, institucionales, económicos, etc.

Valorar el paisaje es un tema relevante para la toma de decisiones en torno a un territorio. Por esta razón, la actividad humana cada vez más debe esforzarse por evaluar de forma adecuada las intervenciones en los diferentes lugares.

¿Qué dice la UNESCO sobre paisaje?

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) adelanta esfuerzos para garantizar la preservación del paisaje. Es así como introduce y formaliza el concepto de paisaje cultural dirige recursos y políticas a nivel mundial en este sentido.

A pesar de que acoge la definición simple de paisaje como un espacio abierto, también acuñó en el concepto de paisaje cultural un espectro mucho más amplio.

El paisaje cultural, para la UNESCO, es una representación de la evolución de la sociedad humana y de sus asentamientos a través del tiempo. Esos asentamientos se ven influenciados por las tensiones o coyunturas del entorno natural. También por las realidades sociales, económicas y culturales.

Es evidente que el territorio y sus rasgos naturales ejercen influencia sobre las personas que lo habitan. Pero, en sentido contrario, las personas y sus actividades también son determinantes en la evolución del entorno.

Clasificación del paisaje cultural

La UNESCO clasifica el paisaje cultural así:

En primer lugar está el paisaje diseñado, que se refiere al que se creó con fines estéticos como los jardines.

En segundo lugar se encuentran los paisajes culturales en evolución. Estos corresponden a los territorios que se modificaron por acción de la actividad humana. Es así como se revisa la evidencia de las adaptaciones y desarrollo de las diversas prácticas productivas, sociales, religiosas o administrativas.

El tercer grupo es el del paisaje cultural asociativo. Este se refiere a todos aquellos espacios naturales a los que sus habitantes les confirieron una connotación religiosa, artística o cultural. Además, esa concepción se transfirió de generación en generación y se convirtió en parte de la vida cotidiana de la población.

 

El patrimonio mundial que tiene Colombia

La UNESCO también reconoce e impulsa la protección y promoción del paisaje cultural y una de las razones para esto, es que tiene que ver con el patrimonio, la herencia que generaciones de personas de una comunidad han ido conservando y es una evidencia de su evolución.

Colombia cuenta con los 9 registros siguientes en el centro de patrimonio mundial:

Corresponde al conjunto de fortificaciones más completo de Sudamérica que resguardan la bahía en mar Caribe y el puerto de Cartagena. Incluye construcciones como la catedral, palacios de estilo andaluz. También, el barrio de San Diego, donde residían los mercaderes y la pequeña burguesía. Finalmente, la barriada popular de Getsemaní.

Contiguo al Parque Nacional Darién de Panamá, que también es Patrimonio de la Humanidad, se ubica al noroeste de Colombia. Es una muestra representativa de una de las áreas más ricas en especies del mundo. Alberga una gran cantidad de especies endémicas. Tiene una extensión de más de 72,000 hectáreas, está ubicado en la zona montañosa de Colombia.

El centro histórico de Santa Cruz de Mompox ha preservado la armoní­a e integridad del paisaje urbano de una ciudad colonial española. Está ubicada en el Departamento de Bolívar al norte de Colombia en la orilla del río Magdalena.

Es el conjunto de esculturas megalíticas más grande y diverso de Suramérica. Todas las esculturas son una muestra de la creatividad, el ingenio y las creencias de los habitantes de la región andina de Colombia entre los siglos I y VIII.

El parque está ubicado en Departamento del Cauca, en la cordillera central de Colombia. Aquí se encuentra la mayor cantidad de tumbas precolombinas monumentales con cámaras laterales. Dichas tumbas son una muestra de la vida y la cultura de las civilizaciones precolombinas de esta región de Colombia.

Comprende la isla de Malpelo y la zona marítima circundante en el pacífico colombiano. Es un hábitat de alto valor porque alberga una gran cantidad de especies en vía de extinción a nivel mundial. De la misma manera, es un área protegida porque concentra una gran cantidad de nutrientes vitales para la vida marina.

Ubicada en el eje cafetero colombiano, es una referencia a la tradición centenaria de la producción cafetera del país. Se conservan las estrategias productivas, incluyendo los métodos de cultivo en la alta montaña, las viviendas tradicionales y la cultura en torno a la producción del café.

El Qhapaq Ñan es un extenso sistema de caminos que comunican 6 países suramericanos. La red vial fue construida por los Incas por aproximadamente 30.000 kilómetros de extensión. Colombia cuenta con algunas evidencias del camino, con 9 puntos en el Departamento de Nariño.

Es el área protegida más grande de Colombia, se ubica en la parte noroccidental de la selva del Amazonas colombiano. Una de sus características más sobresalientes tiene que ver con el hallazgo de cerca de 75.000 pinturas distribuidas en alrededor de 60 grutas en la base de las formaciones rocosas típicas del lugar. Se estima que fueron elaboradas hace unos 20.000 años antes de nuestra era. Las pinturas revelan un aparente culto al jaguar. Considerado territorio sagrado de muchas comunidades indígenas.

Quiero destacar la declaratoria del paisaje cultural del café de Colombia, por su relación directa con el paisaje. Con esta declaratoria se exalta la influencia de la actividad cafetera sobre el entorno natural. De igual modo resalta la tradición centenaria de cultivar en pequeñas parcelas. Luego, se reconoce la forma en la que los cafetaleros adaptaron el cultivo a las condiciones difíciles de la alta montaña.

Aquí se demuestra que para la UNESCO, no solo es importante las cualidades estéticas del entorno que, para este caso, las tiene, también es fundamental la relación de los seres humanos con ese territorio. Es por eso que aquí cobra mucho valor las edificaciones, la infraestructura de las fincas, los caminos y medios de transporte típicos de esta región.

La UNESCO ha reconocido la importancia de identificar y reconocer aquellos lugares que han logrado conservar sus prácticas económicas, religiosas y culturales ligadas al territorio. Es así como mediante las declaratorias de patrimonio natural se garantiza el reconocimiento internacional y con ello los compromisos para preservarlos.

De igual manera, se ofrece asistencia técnica y económica con las que se apoya a las comunidades para capacitarse y responsabilizarse por su cuidado. Con todo esto se busca combatir amenazas y facilitar la conservación y promoción.

Las 5 reservas de la biosfera de Colombia

Un ejemplo de los esfuerzos de la UNESCO para dar visibilidad y protección a la diversidad natural es la creación de las Reservas de la Biosfera. Estas son áreas geográficas que representan los diferentes hábitats del planeta.

Por consiguiente, en ellas se incluyen ecosistemas no alterados por la acción del ser humano, en las cuales habitan especies representativas de la diversidad nacional. También se incluyen las especies endémicas amenazadas o en peligro de extinción. Al respecto, conviene decir que en Colombia existen 5 reservas de la biosfera.

Consideraciones finales

La UNESCO resalta la importancia del paisaje como la interacción del ser humano con el entorno. En esta medida, se entiende que es una relación fundamental y complementaria. Es por eso que se procura que la comunidad internacional identifique y se comprometa también en su preservación y promoción.

También debemos reconocer que Colombia cuenta con lugares y costumbres únicas que se incluyen dentro de las categorías de Reservas de la Biosfera o como Paisaje Cultural. Sin embargo, cada región del país cuenta con una gran cantidad de zonas que son importantes por su fuerte relación entre el paisaje y sus habitantes a quienes corresponde su conservación.

¿Cuál es la relación entre paisaje y el medio ambiente?

El paisaje es una evidencia de la realidad del territorio, de su relación con los habitantes. Es por eso que también es una fuente de información valiosa sobre las características y cualidades del medio ambiente.

Es por esto que en el desarrollo de los proyectos que involucran la intervención del entorno, es un requisito crucial el análisis del impacto ambiental. Además, en ocasiones también es importante prever el efecto sobre el paisaje.

Además, la esencia del paisaje es la percepción visual del territorio. A partir de ese punto de vista, se entiende que no puede haber paisaje si no hay un observador.

La unidades de paisaje

Por otro lado, se propone la evaluación de paisaje a través de unidades de paisaje. En consecuencia, estas unidades pueden estar dirigidas a la valoración de la cobertura vegetal de un territorio específico, pero también de la morfología del terreno evaluado.

En este sentido, herramientas tales como la fotografía aérea, permiten la visualización del territorio, pero también son útiles para la valoración del mismo. Más aún, extendiendo un poco más las capacidades técnicas, es posible obtener imágenes que permiten el análisis de cobertura vegetal.

La modificación del paisaje en el tiempo

De otra manera, la modificación del paisaje en el tiempo, es un indicador cuantitativo y cualitativo de las condiciones ambientales. Por ejemplo, la pérdida de cobertura vegetal está asociada a efectos negativos sobre el ambiente y esto se traduce en un claro cambio visual del entorno.

Con todo esto, es importante pensar que el material fotográfico del paisaje, alberga mucho más que una coherencia estética. Es una base de información que permite el análisis de la calidad del entorno que estamos capturando con nuestras cámaras fotográficas.

¿Qué papel juega la fotografía?

Desde su origen, la fotografía fue una herramienta documental, es el registro material y duradero de un pequeño instante de nuestra vida en el planeta.

También, es evidente que la actividad fotográfica se han encargado del paisaje a lo largo de su historia. De hecho, la primera fotografía fue el paisaje detrás de la casa de Joseph Nicéphore Niépce en la década de 1820.

Fotografía profesional de paisaje - La primera fotografía de paisaje - Elkin Vallejo - Photography
La primera fotografía, un paisaje detrás de la casa de Joseph Nicéphore Niépce en la década de 1820.

Es por esto que la fotografía es fundamental en la documentación del paisaje. Por ejemplo, el inventario de recursos paisajísticos es una labor ideal para la actividad fotográfica.

Creo indiscutible la idea de que el archivo de un fotógrafo de paisaje es una fuente incalculable de información y mucho más si se lleva con cierta minuciosidad mínima.

Por otro lado, también es importante su aporte en la recolección de evidencias de las condiciones actuales del territorio. Y es aquí, su innegable su potencial como herramienta para la restauración del paisaje.

Un caso personal

Sobre este punto, te cuento una historia personal. Alguna vez, revisando las redes sociales, me encontré con una fotografía en blanco y negro que me llamó mucho la atención. En la imagen aparecía mi tío, muy joven, por cierto, visitando un lugar al que yo también había ido hace poco.

Detallando mucho mejor, pude observar que yo tenía una imagen similar, me sorprendió que era el mismo sitio, pero con unos 45 años de diferencia. Lo curioso de esta historia es que es posible identificar que se conservaban bastante bien la mayoría de los elementos del paisaje, excepto uno. Una gran roca que hacía más estrecha la margen del río, con el tiempo había desaparecido.

También fue curioso, que algunas personas de la zona, consideraban casi como una leyenda popular, la pérdida de esa gran roca, manteniendo diferentes versiones sobre el tema. Con esto solo quiero reafirmar la importancia de la fotografía en la evaluación del paisaje a lo largo del tiempo.

Qué es paisaje - Comparación después de 45 años - Elkin Vallejo - Photography
Qué es paisaje - Comparación después de 45 años - Elkin Vallejo - Photography

El mensaje de la fotografía

También sabemos que la fotografía tiene la capacidad de transmitir un mensaje. Con ello, se transforma en una herramienta poderosa para concientizar a las personas sobre el valor, estético, ambiental e incluso económico del paisaje.

Así mismo, y menos deseable, el material fotográfico es una ayuda para comunicar las consecuencias negativas de la actividad humana sobre el paisaje.

Las múltiples evidencias de los estragos que dejan las labores productivas de lugares de alto valor ambiental, la disminución del área de sitios protegidos por prácticas ilegales, la quema dirigida de los ambientes silvestres, el tráfico de especies vegetales y animales, etc. Son algunos de los ejemplos en los que la fotografía puede aportar un potente mensaje.

Sobre este aspecto, también considero oportuno recomendarte una cuenta de Instagram, que se dedica a estimular a las personas a cuidar el medio ambiente de una forma curiosa. La cuenta es Respect Our Public Lands. El perfil muestra las consecuencias negativas sobre el paisaje que dejan muchas fotografías que hacen influenciadores en áreas protegidas y de gran valor ambiental.

Conexión con el entorno

Por otro lado, las piezas fotográficas de paisaje que reposan en las paredes de nuestras casas también cumplen una labor. Exaltan la belleza y generan una conexión con los lugares y espacios naturales. No es en vano que es común nuestra fascinación por los paisajes, casi como si fueran ventanas a exterior que nos hacen sentir parte de este planeta.

Para concluir, solo puedo decir que el paisaje no es paisaje. Con esto me refiero a que nuestro entorno es muy importante, es allí en donde se dan las actividades actuales, pero también las de las futuras generaciones. Por supuesto, se producen todas las interacciones que hacen posible nuestra vida. Más aún, ha estado presente desde muchos años atrás y evolucionó con nuestra sociedad hasta el día de hoy.

Tenemos una gran responsabilidad como fotógrafos de paisaje. Nos corresponde una valiosa labor documental. En el mismo sentido, tenemos la capacidad de generación de conciencia y sensibilización.

Asimismo, somos responsables de aprovechar de forma positiva la oportunidad de dejar un mensaje de conexión con el territorio. Y todo esto, siendo consientes de que cada salida fotográfica nos compromete con la preservación de los lugares que visitamos.

Llévate una fotografía impresa

fotografía profesional de paisaje

¡Sígueme en redes sociales!

Chatea conmigo
Cargando…